martes, 18 de abril de 2017

Israel

Vienen como llamarada,
como brisa fresca
como un binomio de fragmentos dispersos
se alojan entre mis dedos
y me vuelve a la realidad.

Tengo el vientre como una flor
es extraño
pero nunca pensé volver a sentir tanto
la penumbra me embriaga
me da fiebre
me consumo.

Divago entre nubes
sobre pétalos,
me dicen que está ahí
me espera,
camino con temor
taquicardia a la vista,
me asomo y lo encuentro.

Una mano recorre mis dedos
sus mejillas rosadas se invaden
una luz cegadora me reanima,
un riachuelo se asoma
mis ojos tiemblan,
quiebro la voz
te envuelvo entre mis brazos.

Duermes,
sueñas,
haces caras extrañas
yo solo observo
miro a todos lados
me concentro
te hablo, me presento, te hago reverencia
pronuncio tu nombre,
dos olluelos se dibujan
ríes e intentas tocarme torpemente.

Te miro, bendito seas
bendita sea la vida
la existencia,
la coincidencia,
el destino,
me devuelves el alma
mientras te canto una canción.

Todos me observan
saben de mi luto interno,
me sonríen
yo solo dejo que el riachuelo siga,
tu mamá nos observa y me manda una bendición,
he superado esa etapa
ahora es distinto,
toco tu rostro nuevamente y te inundo de besos al por mayor.

Pequeño Israel,
pedazo de mi corazón,
llámame como desees
Ali
Aldine
Alexa
Aladín
Al,
invéntame una excusa para sonreír
mientras observamos el horizonte al atardecer,
la familia guarda silencio mientras me observan,
te abrazo contra mi pecho
el sol anuncia su pase a la luna
convivo entre nubes y estrellas de cartón,
mientras tanto, tú me renuevas la esperanza.

Te entrego,
es hora de comer,
viene la despedida,
mañana será otro día
tan frágil
indefenso
miro mis manos,
toco mi vientre,
gotas de rocío sobre mi rostro
la decisión está tomada,
solo aguarda Ali en la Luna,
ya vendrá una constelación a darte esa dicha
por mientras,
sigue avanzando
construye tu futuro
consolida tu nación
y finalmente verás los frutos.

Gracias pequeño,
gracias por hacerme entender que todo tiene un nuevo inicio,
soy tu tía,
la loca,
la extrovertida,
la redactora,
la periodista,
la escritora,
la bailarina,
la artista,
soy Ali y desde ahora te invito a compartir esta luna
que estuvo creada para hacer milagros.

Duerme mi niño duerme,
sueña,
ya estoy aquí.

Atte. Ali.