sábado, 31 de diciembre de 2016

Sonrisas

Son las doce
campañas suenan
el cielo se ilumina
un nuevo inicio
los sueños se pueden hacer realidad,
¿no?

Gracias a la vida
al tiempo
la espera
los anhelos
cambios y más cambios,
es momento de sonreír.

Saludando al nuevo día
a los meses
años
luces que borran toda penumbra.

Sonrisas mutuas, sueños hecho realidad.

Feliz año a todos,
una Ali celebrará el nuevo amanecer.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Reloj

La cabeza me da vueltas
miro el cielo claro y transparente
todo el universo sonríe
el viento es mi único testigo

Siento como me envuelve la brisa
el mar se mueve al compás
aves vuelan dibujando el silencio
siento tus manos cerca de mi rostro
abro los ojos
sonríes de nuevo.

Incertidumbre embriaga el destino
falta de confianza se impregna de las ropas
el polvo estelar limpia todo karma
la desconfianza se disuelve para siempre.

Una tormenta perfecta hay en mi mente
las olas se alzan cual diluvio
al final,
todo es paz.

El verano está aquí
ambos iluminamos fuera de las sombras
piensas en mi
pienso en ti
hay un poder mágico en nuestras venas,
suena el reloj,
la hora
ha llegado.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Queen

Aún recuerdo la primera Navidad sin ti, sin tus hilarantes comentarios o sarcasmos familiares, sin tus palabras de aliento y emoción infantil al llegar la nochebuena. Recuerdo que la última vez fuiste el primero a quien abracé, nadie presumía que meses después partirías sin retorno en una danza a la eternidad.

Recuerdo haberte regalado el casete que habías perdido alguna vez en la mudanza a la casa donde pasé mi infancia; 'Live Magic' de Queen, tu banda favorita. Recuerdo que ese mismo 24 - en la tarde - le grité su vida entera al proveedor de LP's porque no llegó el pedido del 'Made in Japan' de Deep Purple. ¡55 dólares señor! ¿¡Hice el pedido desde noviembre para que a pocas horas de nochebuena no se lo llegue a entregar a mi padre!? ¿Sabía que es el regalo perfecto? ¿¡Ah!?. Sí, una Ali sacó todo el carácter en ese breve instante ante los ojos atónitos de un señor pelucón, barbón y cuarentón coleccionista de música retro, su solución a todo el ajetreo fue: "Le devuelvo los 55 dólares señorita, despreocúpese, pero a cambio le entrego un casete... es el último que me queda y es de colección. ¿Lo conoce?". Sin dudarlo acepté la ganga con gran emoción y guardé en mi bolso dicho casete negro con detalles rojos, blancos y un Freddy Mercury con su famosa casaca amarilla, esa noche una sonrisa se dibujó en el rostro de mi padre, unas pequeñas lágrimas cayeron por sus mejillas y le prometí que para su próximo cumpleaños tendría entre sus manos el LP de Deep Purple que tanto añoraba desde 1992, ese suceso nunca pasó, solo me queda el recuerdo de una de las más valiosas intenciones que hice en mi vida y que contaré como anécdota personal.

Solo faltan 4 días, sería la segunda Navidad sin ti y aún parece insólito que no me despiertes con tu voz rasposa o tarareando alguna melodía de Looney Tunes el 25 a las 8am exigiendo el desayuno de pavo, pavo, pavo y más pavo. Es duro a veces querido lector admitir que las personas más importantes no están presentes en momentos claves, ¿pero saben algo? En vez de deprimirme o lamentar el destino, me lleno de fuerza natural, de ganas de continuar en este camino y de lograr todos mis sueños pese a las carencias. Solo somos dos: mamá y yo, mi pequeña familia, mi pequeña y adorada familia. Así como amo vivir el día a día, también amo verla sonreír, protegiéndola en silencio pese a la adversidad - o maloentendidos - ella no es expresiva, es demasiado cerebral, yo una soñadora empedernida. Somos como el agua y el aceite pero unidas por el milagro de la vida. Te amo mamá, gracias por todo, aún falta muchas lunas por recorrer, eres el sol que controla mi rotación y yo, tu pequeña y única luna distraída.

Nunca dejaré de mirar al cielo cuando recuerdo, sin ánimos ocultos o misteriosos me muevo a ritmo del viento danzando de nube en nube, solo mi estrella me hace pisar tierra, ¿y saben algo? Me encanta.

Hoy es día de poner en bandeja los buenos momentos vividos, de alegrar el día a día y nunca olvidarse de las promesas. Buscaré mi agenda para escribir o pintaré un mandala en nombre del amor, de la vida, de los sueños, del presente, de ti, de mi, de nosotros y de quienes nos rodean.

Ali regresa a su luna, el verano empezó hoy en mi hemisferio y no tengo miedo al futuro. Espero y no desespero estrella, es hora de brillar. ¡Feliz Navidad a todos!

Atte. Aldine.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Tres días

Tres días me separan de una nueva realidad,
todo está empacado
las cajas rodean mi espacio
hay tan poco por llevar
pero el temor es inmenso.

72 horas para retornar a mi origen
cerca al mar
las olas
la brisa,
elemento vital para retornar de la luna
y quedarme quieta por una larga temporada.

Solo ruego tener un poco de paciencia
sé que hay muchas personas esperando mi llegada
con los brazos abiertos
con júbilo exclamando el retorno de esta hija pródiga,
vamos Ali, no es para tanto.

En esta nueva etapa deberé afrontar un nuevo reto
sonriendo al cielo por cada bendición
disfrutando de la cosecha espiritual
mi espacio será cuna de historias
polvo de estrellas rodaré por el suelo
caminaré descalza al anochecer
y me darán la mano.

Mi felicidad es incalculable,
todo volvió a su origen,
esta mujer, vuelve a ser niña otra vez.

Gracias a todos, besos de luz.

Atte.
- Ali

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Soy luna

Esta vez insistiré: no hay referencias explícitas o implícitas, las circunstancias me incitan a restringir ciertos fundamentos para dar pase a nuevos aires, y es cierto, todo cae por su propio peso sin ánimos de ofender a nadie.

Soy la luna, sobre expuesta, aquella que todos miran al anochecer, varios especulan sobre su verdadero propósito, se preguntan que habrá detrás de tanta luminosidad, de tal presencia en medio de la penumbra; muchos creen que solo anuncia tempestades, otros que hay un gran misterio que vale la pena averiguar. Yo lo llamo: Vivir.

Me rodean infinitas estrellas, sé que no soy la única luna en el firmamento pero dentro de mi zona de confort irradio la suficiente energía para llenar corazones e inspirar mentes. Muchos intentaron pisar mi espacio vital, muchos llegaron a invadir mi terreno, me despojaron de todo, me golpearon, me escupieron, blasfemaron en mi contra y no moví ni un dedo para evitarlo. Sola me quedé, dando señales continuas de existencia en medio de la penumbra, el eclipse llegó, me escondí por temor al daño, luego llegó el Sol preguntando: ¿Qué sucedió?, yo respondí: Nada.

Aquel sol me indicó cual era el camino, si era necesario dar miles de vueltas a la Tierra para llegar al punto exacto, esparcir mi luz interna para dar vida a nuevos momentos, varios me observaron sin entender el suceso, pocos lo comprenderán, pero lejos de decaer ante tanta maldad, me impuse con fuerza natural.

Luego llegó un cometa, rozó contra mi superficie parte de su cola estelar y pidió perdón, desde ese día somos amigos y cada vez que aparece le narro mil y un historias que los humanos me cuentan en sueños, canciones, poemas y palabras a la medianoche. Es muy importante tener un buen amigo cuando más lo necesitas, y en este caso, no fue solo uno, fueron varios y ahora muchos cometas me visitan o preguntan por mi. Yo bien, muy bien, ¿y ustedes?

Así pasó el tiempo, no recuerdo exactamente cuánto, pero una noche volvió. Quedé absorta al apreciar aquella estrella que había sido absorbida por un agujero negro, y que gracias a su propio polvo estelar regresó del inframundo. Me contó que no le importaba esperar siete mil millones de vidas para volver a verme, yo le agregué: 'siempre estaré aquí'.

Después de eso, cada uno avanza por su lado, de vez en cuando nos cruzamos y cuando es hora de descansar, nos enviamos luz, cuando ambas fuerzas colisionan se forma una belleza astronómica inexplicable aún no descubierta. Ese será nuestro eterno secreto.

Hemos construido senderos que regresan a un mismo punto, soy luna, eres estrella, el tiempo pasará y ambos seguiremos brillando. Agradezco a la vida y a todo ser supremo haberte encontrado, fue una temporada larga y tediosa, nunca olvides que cada sacrificio tiene su recompensa si se hace con el corazón y algo de razón.

Sonríe siempre, cuando lo haces, tu luz brilla en cantidades inesperadas y cura el alma a quienes te rodean.

- Ali

jueves, 8 de diciembre de 2016

Estrella

Hoy desperté con ganas de salir a caminar por el mundo, y es usual, la voz interna me dirige sin rumbo fijo, tocando el viento con los dedos, percibiendo el sol sobre mi piel, cogiendo una roca lanzándola al océano, respirar la brisa y devolverla en melodía. Los días corren como reguero de pólvora, la Navidad de acerca a paso de lince, mis manos florecen mientras confío en mi ilusión, escalar al cielo y con fe poder vencer cualquier obstáculo.

Vuelo libre contra el viento, no me detendré en esta odisea viviente, subir al firmamento bajando estrella por estrella, ponerla a mis pies y brillar, brillar con mi luz interna. Hoy me vi al espejo y recordé sus palabras, en un pestañeo puedes encontrar la llave mágica a ese laberinto, corrí lo más rápido posible, me escabullí entre la penumbra para dar con la luz, una sombra me perseguía en silencio, se quitó la máscara y vi un cuerpo debilitado por el tiempo, mis brazos no dudaron en darle abrigo, arrodillada en el piso mirando el mar estuvimos hasta que los segundos se detuvieron, las promesas valen nada si se realizan con un corazón frío, este no era el caso, había retazos de dos seres perdidos y encontrados.

Miradas en medio de la salida, demonios rondando e intentando atacar con su rabia, pregunté qué más podría pedir en medio de tal escaramuza, si los juramentos son posibles, 'yo nunca rompo mis promesas', le repetí hasta el cansancio, y aquí estamos. Las barreras del silencio son impenetrables, pero hay una fuerza capaz de ahuyentar cualquier obstáculo. La espera, no desespera.

Pintaré con colores vivos cada mandala para ti, crearé con mi alma arte.

Bailaré hasta subir a la luna, alcanzaré cada sueño y pasaré la barrera. Solo bastaron 30 minutos para demostrar que estaría ahí pese a la adversidad más horrenda. No temas.

Confía en ti, confía en mi, dame la mano de nuevo y llévame contra el firmamento, te conviertes en polvo de estrella a cada paso, ¿te das cuenta? Devuelves la vida a quienes acuden a ti, transformas la desgracia en alegría, sonríes pese a todo, dejas herirte por defender un ideal, bajas a lo más ínfimo con tal de huir, lo hiciste, me buscaste y me encontraste.

Salimos a la superficie bajo una realidad cruel y altanera, sin mayor rumbo me soltaste y prometiste secretos, caminé en círculos por días y cuando reaccioné estaba sentada en el mismo lugar al atardecer, cerrando los ojos y pidiendo al ser divino protección, para ti, para mi, para todos.

Yo nunca rompo mis promesas, serán siete mil millones de vidas atravesando el mundo corriendo el riesgo de desaparecer al primer intento, no importa, mi alma guerrera es más fuerte que cualquier demonio.

Yo soy la luna, tu eres la estrella y el mundo, es nuestro firmamento.

- Ali

martes, 6 de diciembre de 2016

Mensajes encriptados

Hoy saldré a caminar sola,
atravesando campos certeros
viendo como la marea se lleva los problemas,
mirando el horizonte
y no teniendo miedo al mañana.

Hoy me iré al cine,
miraré una película en cartelera
simulando que coges mi mano en medio de la oscuridad,
es extraño pero amo esos detalles,
alimentan cualquier soledad.

Hoy tiraré una piedra al espacio
miraré a la luna fija y temerosa,
mientras cuento estrellas con los dedos
les preguntaré sobre ti
si también las observas y quedas maravillado con su majestuosidad.

Hoy mi cuerpo estará envuelto de vida,
descontando segundos al tiempo
aumentando las ganas
sintiendo tu ser,
sonriendo al universo
ganando más fortaleza espiritual.

Mis pies han quedado cimentados,
mis manos vuelven a oler a manzana,
giro con las manecillas del reloj
y la sonrisa cómplice me indica una señal.

Una, dos, tres,
mensajes encriptados al atardecer,
al amanecer
al anocherer,
nuestro anochecer.