sábado, 12 de noviembre de 2016

Conociendo a Ali - parte 2

En la primera parte de este post expliqué brevemente cuáles son mis gustos en temas personales, olores, sabores, detalles y como lo prometido es deuda, esta es la segunda parte. 

- Amo bailar, de cajón puedo asegurarlo, dentro de mi vida tengo ciertos espacios especiales para dedicar a algunas de mis pasiones, una de ellas es dirigir mi energía a la danza, aquella que me transporta a otro universo cuando dejo de lado las formalidades periodísticas, guardo los lentes, me pongo las zapatillas y mis piernas vuelan al ritmo del viento; lo admito, no soy la mejor danzante pero, ¿saben algo?: La música es mi vida, es como el alimento diario del cual depende mi existencia, en este caso, el ritmo de una canción cura todo desde el fondo y espanta a millones de demonios internos que rondan mi mente. 
- Soy una melómana empedernida, cualquier estilo musical puede agradarme, siempre doy una crítica constructiva a nuevas propuestas, si preguntaran cuál es mi estilo pues iría desde el pop, al rock antiguo, punk, algo de dance y volviendo al pop finalmente. No dejo de lado la ópera, onda retro y música folklórica, vivo en Perú, país pluricultural y adoro cuando empieza el sonido de quenas, zampoñas o tambores en una melodía, mis pies no se pueden detener y aflora mi alma producto de una fusión limeña, piurana y cajamarquina de 4 generaciones. ¿Mi banda favorita? Red Hot Chili Peppers, ¿mi cantante favorito? Hum, indefinido pero pienso que Maria Callas es la mejor voz que ha existido en este universo. 
- Siempre le di la contra a mis padres, ambos (virgoriana y capricorniano) tuvieron una única hija (acuariana) que sacó de sus casillas a más de uno - y lo sigue haciendo - puedo poner de cabeza el universo y volverlo a su sitio en un instante; es una de mis virtudes - defectos que no puedo ocultar, he recibido críticas por lo que hago, o lo que digo, pero, eso que más da, lo esencial es invisible a los ojos.  
- Ahora que llega el verano debo admitir que desde siempre he amado el invierno, y aún sigo pensando lo mismo, sin embargo algo cambió en mi ser para siempre y desde ese día - para siempre - aprecio cada momento existente, sea la estación que sea. 
- Tengo una fobia extraña: mariposas. Sí. No pregunten porqué, solo les tengo pánico, si veo una rondando a 50 metros de mi espacio vital (jajaja) salgo corriendo con los vellos erizados y el pulso acelerado; hace dos días una se posó en la ventana de mi dormitorio y créanme que derramé mil lágrimas mientras mi mamá la espantaba y yo corría a esconderme detrás de mi ropero. Eso si, amo a los animales pero mi fobia puede más que todo frente a estos seres tan amados por el 99.9999...9% de la población.
- Tema aparte, si me dieran a escoger una cita romántica preferiría ver el mar al atardecer un día de verano o primavera, posiblemente una cena a la medianoche con velas en el lugar menos pensado y de la manera más casual, las formalidades no van conmigo. Otra opción sería tener un picnic a borde de un lago (haya frío o calor) o sentir el pasto fresco en mis pies descalzos mientras corro contra el viento y luego rodando como niña; mi última alternativa - imposible - es cumplir el sueño de ver un amanecer abrazada a esa persona, en silencio, abrigados solo por una manta y en la cima del mundo, riéndonos de la vida, sin preocupaciones, tener el mundo a nuestros pies y soñar que no existe un mañana, luego prepararle el desayuno y hacer el amor como desquiciados hasta decir basta. ¿Qué? Es una breve confesión, casi imposible de realizar.

Eso es todo por ahora, más adelante podré descifrar mayores cosas y podrán conocer más cosas de mi. Gracias por seguir aquí, los amo ¡besos cósmicos a todos!

Atte. Ali.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Love myself

- 'Buenos días princesa, sonríe que ya amaneció, rise and shine' 

Mi cuerpo aún débil por los medicamentos se recompuso en un instante, mi mente nublada se despejó tras leer esa pequeña pero significativa línea, era todo lo que necesitaba, no flores, ni regalos caros o dinero por montones entre mis dedos; solo eso, amor y amor inocente. 

Una bocanada bajo este sol primaveral me retorna a la realidad, camino por las mismas calles, observo de reojo un grupo de palomas volando por el cielo mientras avanzo presurosa a la oficina al amanecer, pictures in my mind on replay... I'm gonna touch the pain away. Subo por el ascensor, avanzo unos cuantos metros, llego a mi lugar, saludo a mis compañeros, me acomodo y empiezo mi jornada habitual. Cansada de la monotonía empiezo a pintar un mandala en la web, sus colores me mantienen distraída mientras las noticias corren como reguero de pólvora a cada segundo. Un mensaje al celular me saca de cuadro, es mi amiga comentándome sobre nuestro proyecto, las palabras fluyen hasta tocar el tema amoroso, no puedo evitarlo, ella atraviesa el mejor momento de su existencia junto a una persona que día a día lucha - con una paciencia infinita - para que vuelva a creer en el amor. Yo me siento feliz, agradecida por ser parte de su complicidad y ayuda espiritual, su felicidad es la mía. 

"Got me speaking in tongues the beautiful it comes, whitout you" me anuncia una canción, recuerdo que 'esa' misma canción fue la que me ayudó en un momento crucial, donde pensé que todo estaba perdido y era víctima de ataques de ansiedad en medio de la depresión. Recuerdo perfectamente escucharla en mi celular mientras me llevaban de emergencia al hospital, la taquicardia se aceleraba a cada paso y mi único medio para mantenerme en paz fue esa melodía, Recuerdo también, quitarme los audífonos y dejarlos a un lado cuando ingresé a sala de atención, cuando temerosa balbuceaba disparates y una mano tibia tocó la mía que estaba helada por el pánico, alcé la mirada y ahí estaba, ahí fue donde todo empezó, la taquicardia seguía, el viento ingresó por la ventana y algo inexplicable nació. Sequé mis lágrimas mientras le contaba sucesos desafortunados, de cómo el miedo invadía mi vida a pocos días de celebrar mi cumpleaños número 25, del temor a morir, a dejar este mundo sin haber encontrado una respuesta a tanta espera. Y ahí estaba. Estábamos.

"I'm gonna put my body first and love so hard 'til it hurts", tan profundo como sea posible, ahí en el inframundo y saliendo a flote como un pequeño saltamontes, las personas se cruzan en el momento adecuado de la vida, todo sucede por algo y las decisiones se toman cuando son necesarias, eso aprendí este año y quedará grabado para siempre en mi memoria.

"I know how to scream my own name". Sé cómo acelerar el tiempo sin dañar nada, sin cambiar algún detalle, tengo el poder de volver la noche un día, de convertir la energía en infinito, de quedar grabada y trascender por siglos. 

El verano se acerca, falta un mes para volver a disfrutar del mar, del sol, la arena, la brisa, para caminar descalza al ocaso y ver el horizonte si acaso un avión, un barco o la vida me trae este deseo de regreso, un deseo inmenso de ser feliz, de gritar al mundo sin miedo a nada, de tocar dos ojos negros como la noche, de respirar en la misma sinfonía, de morder la misma alegría y sobre todo, amarme a mi misma. 

I'm loving myself, today, tomorrow and all the rest of days until this secret and promises could be real, don't be afraid, be yourself and do your plan, make the days an especial gift for you and smile like ever. I'll waiting, in secret, protected and hopeful. Including the darkness wants to destroy me soon, my soul is more powerfull like another universe. 

Atte. Ali

viernes, 4 de noviembre de 2016

Universo + Sueños

Hoy revisando algunos de mis recuerdos en Facebook encontré un escrito de hace 5 años titulado 'Mis últimas cinco relaciones' ¿y saben?, me causó tanta gracia recordar momentos agradables con algunas personas que significaron algo en mi existencia. 
Si bien, esta vez no comentaré sobre mis últimas cinco relaciones modernas, les diré que he aprendido algo muy importante en esta larga letanía: amarse a una misma.

No se trata de imponer un drama en medio del desierto, o gritar al viento cuan dolida te encuentras e implorar indirectamente lástima de los demás, no, se trata de aprender de cada error cometido, de cada traspiés, levantarte, alzar el rostro y decirse: lo lograré. Recuerden siempre: "Lo que no te mata, te hace más fuerte", y eso he aplicado a raíz de muchos acontecimientos este año. 
Antes era de aquellas personas que buscaban el amor a como de lugar, que mendigaban a cualquiera que se les acercaba un poco de cariño, luego de vivir mi última relación entendí por fin que todo llega a su adecuado momento. 
Si se preguntan: , estoy soltera, pero no sola; no, tampoco es que tenga un 'plan b', 'plan c' o 'x.y.z', no, los pretendientes no me llueven señores, no tengo a fulanito llamándome a cada instante o a menganito suplicándome por verme o a pepito insistiendo en el amor imposible. No, nada de eso. Respetos guardan respetos y por amor a mi cuerpo, interior y espíritu, he dejado mil y un pesares atrás, tuve la voluntad propia para darme media vuelta e irme caminando lentamente de aquel estacionamiento a las 7 de la mañana un día de invierno y prometerme: 'no más dolor'. 

Renací de las cenizas de un corazón destruido por diversión, vencí la batalla más grande que esta vida me dio en el camino y salí victoriosa, ahora río con cada paso que de, bailando con el viento sin ánimos de hacer daño o desearlos: 


"Tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia".

Es mi culpa ser muy intuitiva, sonrío al recordar tantas travesuras hechas en espacios inesperados en situaciones poco comunes con aquellas personas que le entregué mi corazón a cambio de tan poco o nada. 
Gracias. 
Gracias a cada uno, me dieron las alas necesarias para mantenerme en el cielo y bajar a tierra construyendo poco a poco mi propio país, mi patria, mi nación única donde solo viven quienes han visto la verdad, quienes me abrazan y dan la mano pese a la adversidad. Ellos, merecen todo mi aprecio y amor, cambié el chip.
Ya llega el verano, Navidad y Año Nuevo, el sol sigue saliendo de manera inusual y me anuncia mil y un proyectos. ¡Todos están invitados! Mi alegría es su alegría, mi amor es todo suyo y esta Ali que vive en la luna, toca el suelo fructificando cada parcela.
Dame la mano, demos un paseo y corramos, la felicidad llega y uno la construye, ¡atrévete a soñar! Los sueños si se hacen realidad. 


"Justo ahora estás donde necesitas estar, sólo confía en el universo"

Besos, Ali. 

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Caminos

Han pasado tantas lunas,
el cielo ha despertado mil y un veces
la noche ha ido y venido
y yo, sigo aquí,
sentada al pie del cañón
con las botas puestas para salir a batalla
a encontrarme con el destino
para volver a ser quien era
a resolver finalmente mil misterios,
bajo el tapete.

Hoy ha amanecido diferente,
el sol sonrió al mundo 
y nos abrigó con su luz infinita
me pregunté si esos ojos verán la misma estrella,
si tendría el acceso a un mar de incertidumbres
disfrazadas de seda
o simplemente dejar de paso al tiempo
a las circunstancias
a la vida.

El verano se acerca en este hemisferio
la vida paralela continúa 
y sigo aquí, 
presurosa y calmada
en silencio y gritando
temerosa y aguerrida
siendo yo en esencia 
logrando mis sueños poco a poco.

¿Y tú? ¿Dónde andas?