martes, 18 de octubre de 2016

Escondite

Sé que no estoy sola
no tengo miedo al mañana,
ni siquiera a la penumbra
son cosas que suceden 
las cosas buenas siempre aparecen en el espacio
en el tiempo
la vida
la premisa 'estar siempre juntos'
puede ser un pecado 
a veces
yo lo llamo: tomar riesgos
encontrar señales 
bajo otro cuerpo
otra personalidad
otro nombre
y siempre será la misma esencia. 

Soplo al viento y este se mueve turgente
idas y venidas
la distancia 
el humo entre estas barreras
el sonido
las teorías de vivir en universos paralelos
y los sueños
toco el cielo y no tengo miedo
solo da una respuesta,
así sea una letra
y no repitas que ya te enteraste de algo
no temas
no te resientas,
estoy aquí.

Sonríe. 

sábado, 15 de octubre de 2016

Conociendo a Ali

Muchas personas a mi alrededor conocen de mis gustos algo estragados, locos o poco convencionales, por ello, en este sábado primaveral detallaré aquellas curiosidades que me caracterizan. Si compartes conmigo pocas, algunas o todas, ¡házmelo saber! siempre es genial aprender de los demás y tener miles de temas de conversación:

- No sé por donde empezar, no tengo una idea de mis gustos, pero algo es cierto: amo el chocolate blanco; el color rosado me caracteriza desde que tengo uso de razón, nunca he recibido flores, ni en casa, ni en la universidad, menos en el trabajo, pese a todo, adoro las margaritas y los tulipanes; ambos aromas me recuerdan a primavera, a verano, al sol entrando por mi ventana y despertándome. 
- Siempre soñé con arribar a un hogar iluminado, con cortinas azules traslúcidas decoradas finamente con flores pequeñas en sus bordes; un jardín, un jardín donde podría por fin plantar un árbol, sembrar flores, muchas flores, tener un bio huerto, correr, hacer ejercicios y muchos aspa de molino a todas horas, no necesito de una piscina, tengo pánico a ahogarme porque no sé nadar (por mas esfuerzos que haya hecho en aprender). Eso sí, quiero que muchos perros me reciban cuando llegue, no se asusten, con 2 o 3 bastarían, lo siento soy amante de los animales y dentro de mis posibilidades trato de cuidar a quienes no tienen voz o alzar en alto un cartel si es necesario. No soy una revolucionaria neta, pero trato que todo esté en orden para cualquier momento. 
- ¿Maniática de la limpieza? Sí, esa soy yo, una persona que ama el orden, que busca ambientes con olor a canela, flores o manzanas. ¡Oh! Aromas frutados, son mis preferidos al momento de comprar cremas cosméticas o perfumes, hasta ahora - y para siempre - uso una crema con aroma a manzana y fresas, mantiene mis manos suaves y mi cuerpo en su sitio; tampoco rechazo los aromas a miel o cereales, menos a la vainilla y lavanda, soy creyente de la aromaterapia y técnicas de relajación. 
- Risas aparte, si me preguntan qué prefiero: ¿o joyas y diamantes o lazos con flores? Escogería los lazos, ¿por qué? La respuesta es simple: "La simplicidad es la verdadera clave de la elegancia". En ese aspecto, confieso que me gustan las blusas con flecos y vuelos para que sean llevados por el viento mientras camine, los jeans azules puro, los sacos marrones o beige son otras de mis debilidades; un punto fundamental: los vestidos, son perfectos para cada ocasión, mejor aún en verano donde el calor merita una buena dosis de sensualidad y coquetería disfrazada en telas decoradas con flores o de colores llamativos - veáse rojo, azul o negro - también las formas lineales son mis favoritas, pero ojo, hay que saber usarlas y combinarlas. ¿Tacos, plataformas, zapatillas o botas? ¡Todas! No soy fanática de los zapatos, pero hay que apreciarse de vez en cuando en unos buenos high heels o corriendo con tus zapatillas de siempre sin perder el estilo. ¿Me maquillo? Pues casi nunca, solo cuando es necesario sea una cena, fiestas, eventos corporativos o cumpleaños, más allá de eso, no. Mi abuela siempre me repetía: "Menos es más Aldine, que te conozcan natural y cuando sea la ocasión, deslumbra". Gracias Olga. 

Basta por hoy de estética, y vayamos a la música, o el arte, la literatura o el periodismo, el baile o la actuación, el cine o el teatro, y miles de gustos que me demoraré una vida en explicar. En el siguiente post les seguiré mostrando un poco más de mi interior, de este interior que se llama: Ali en la Luna.

Besos. 

miércoles, 12 de octubre de 2016

Bandera de paz

Seguramente debí haberte dicho cuánto significabas para mi en ese momento. Vivir de promesas no te lleva a nada, fácil en otra vida pude haber sido tuya por completo y así evitar mayores desenlaces, hoy, luego de encontrar tus cartas en medio de la oscuridad pude entender que nada es lo que parece. Nada. 

Volveré a repetirlo y espero que comprendas el mensaje: todos poseemos lo que merecemos; posiblemente no tuviste el coraje suficiente de luchar por un sentimiento o quizás este nunca existió de manera intensa, solo fue una emoción de momento o solo me dejé llevar por tu hilo rojo, el cual, aún mantengo conectado al dedo anular como anillo eterno. 

Sueño que estás presente, corres, buscas, huyo, salgo despavorida ante tu presencia y me refugio en mi soledad. No, descuida, no hay nadie acechando mi corazón pero tampoco pretendo abrirlo fácilmente. Si las palabras fueran cuchillos, hace rato hubiese muerto con cada verso que salió de tu boca. 

'Eres como una luz al final del túnel, ¿sabes? un rayito de esperanza en medio de tanta penumbra', cierro los ojos y evoco instantes. Sé que han de querer matarme quienes me rodean y puedan leer esto, pero es mi verdad, atravieso una etapa donde borro con el paso de los días promesas que no valen nada y quedaron en la mente, situaciones que alimentaron el alma, sentimientos y dieron vida al corazón. 

Quisiera encontrar soluciones rápidas, como tú - mas que nadie - comprenderás, desearía ser tan práctica como tu razonamiento voluble y lavarme las manos ahorrándome mayores explicaciones; pero no, no soy así, no es mi naturaleza. Me tragué, me trago y me seguiré tragando cada agravio propinado en mi contra, seguiré mi camino, estoy bien como estoy, no debes de pedirme perdón o arrodillarte. No impediste nada para que logren humillarme no estuviste aquí para calmar mis demonios, dejaste la batalla en mis manos y fingí indiferencia ocultando mi terror y me desvanecí en el firmamento, pero ¿sabes algo? no te guardo rencor; no, prefiero callarme y dejar que la vida se encargue, todos cosechamos nuestros actos y nadie puede escapar del destino. 

Sí, eres la única excepción a la regla, aquel reglamento que me transportó a otra dimensión, la cual, me hizo creer nuevamente que los sueños se hacen realidad, que vale la pena esperar y firmar con sangre un compromiso que quedará de aquí a siete mil millones de vidas más, pero no, nunca lo harás y es comprensible.

Algo temporal: regresa a tu mundo, regresa a tu nido, te están esperando, déjame seguir volando en mi cielo, deja que mis alas atraviesen lugares inhóspitos y me den una respuesta. El sol me llama y nuevos horizontes se pintan al amencer.

Tu mayor paz será aquella que te dé la respuesta a tanto tormento, confía en ti, el tiempo cura todo.

- Ali

lunes, 10 de octubre de 2016

Ojos

Puedo ser una salvaje, 
poner de cabeza el universo
y reírme en el suelo de mis aventuras,
también suelo morder el polvo
arrastrarme cual víbora 
o quizás,
comerte el corazón.

No estás aquí, 
la distancia que nos separa está más allá 
de las barreras del sonido
el espacio
los kilómetros
y la vida.

Sobredosis tras sobredosis
estoy aquí sentada
sin ganas de esperar otro amago de fuego interno
solo aguardo la hora y seguir andando
siempre con la frente en alto,
unida por un hilo 
y en sueño profundo.

Unas voces se escuchan, ha vuelto a amanecer, ¿qué es esto? ¡No puedo ver! ¿Qué me han hecho? Lloro y me estremezco en la locura, una voz me pide calma, no la reconozco, han pasado tantos años y mi memoria auditiva es pésima, ¿quién eres? pregunto. Nadie, me respondes. Siento un abrazo y aromas desconocidos, mi mente vuela y pretendo hacerme la idea de una utopía que nunca vendra, es tarde, bienvenida realidad. 

viernes, 7 de octubre de 2016

Pasos

Limpio mi rostro del maquillaje mientras unos cuantos rayos de luna atraviesan la ventana, ella, arriba, se asoma presumida y altanera indicándome que debo mutar, cambiar de cara, de sombra, de cuerpo, la transición es inevitable.
Paso uno, tomo un respiro, mi cuerpo desnudo recorre pasillos de manera presurosa, soy un ser a la deriva que anda raudo y sigiloso, siguiendo los instintos de un corazón delatado por la indignación, soy yo en pureza nata, aúllo al cielo como señal de auxilio, rompo cadenas de seguridad, me pierdo en el espacio.
Paso dos, mis huellas se mantienen firmes a cada paso, un nuevo inicio me devolvió a la cordura, ¿cómo puedes salvar una vida?, me preguntaba por instantes, túnicas blancas se marcaban en mi memoria, amarrada a una cama lanzaba improperios y veía el exterior a través de una cortina. 
Otra versión de mi, otro universo paralelo, así como las historias que me contaron alguna vez cuando tocaba las nubes con las manos.
¿Qué es esto? Un símbolo se escribe en el vacío, ¿quién osa a entrometerse en mi mundo? Nadie responde, solo percibo un hincón en mi mano izquierda que al abrirla lentamente me engaña como un amante traicionero, un hilo rojo se extiende y me jala sin querer, grito, aúllo, ladro pidiendo auxilio, es en vano, me jala, me hiere, me transporta a través de un acantilado, no, no quiero caer, 
¡Detente! ¡Qué pretendes! Caigo al vacío. Mis ojos negros se hacen más pequeños, la noche cae, las luces del cielo se aclaran, es imposible, vuelvo a mi naturaleza humana, estoy cerca al colapso, no quiero voltear, reboto, todo se hace oscuro.

Abro los ojos en medio de un ambiente rústico, huelo comida, aderezo, me siento exaltada, quiero levantarme pero mi cuerpo no reacciona, grito. 
Una voz conocida me pide calma, me arrulla con su melodía, escucho ruido afuera, una espada corta el viento y una sombra corre de un ambiente a otro, no logro ver quién es, solo ruego que nada malo suceda.
Pasan los minutos, me carcome la angustia, una batalla se desata en los exteriores de la cabaña, caballos, dos hombres; estoy en un lugar extraño, ¿qué sucede? ¿por qué tan lejos de casa? No entiendo nada.
Silencio, la calma llega aparentemente, la puerta se abre, la luz me ciega, solo siento dos manos alrededor de mi rostro y me pide paciencia. Sonrío, me abraza y caigo en un sueño profundo. ¿Quién eres? ¿Eres tú? ¿Qué sucede? 
Caigo rendida, el despertar me dará la respuesta. 




miércoles, 5 de octubre de 2016

Inframundo

Algo así como tú conmigo, es esta odisea, un mensaje me llega desde el más allá y pretende dar miedo a mis entrañas, mantenerme callada es la solución momentánea a esta situación. 

No daré mucho relleno a este periplo, han pasado muchas lunas desde que decidí alejarme de tu mundo, de tu infierno, de ese nicho al cual llamas 'vida'.

Reviví de las cenizas, me dejé transportar a mi luna donde vivo en primavera eterna.

No te daré las gracias, no mereces ni siquiera la venia de un suspiro, eres escoria, nada, humo y cigarros que se lo lleva el viento.

Vete, aléjate y quédate en el inframundo.

Perdonen por la ira, pero hoy es necesario.