lunes, 29 de junio de 2015


Pudiste ser feliz

tenías la oportunidad en tus manos

la desperdiciaste

no se trata de mi

es ella quien acude envuelta en grito de auxilio

te ama tanto como yo

(en silencio sepulcral)

pero tu negligente manera de ‘querer’ pudo más frente a sus inocentes formas de amar


Abre los ojos

es lo único que repito en cada oración

deja el dolor y sé feliz

sonríe sin desdén, deja la falacia, sé natural

no lo escuchas, ni lo harás jamás


Abro los ojos mientras seco mi cuerpo del mar donde me hundía  

no tengo más que decir

son palabras absurdas disfrazadas de resignación y verdad


Pudiste ser feliz

pero…


¿quién eres tú?

sábado, 27 de junio de 2015

Sombras

Sombras, sombras como tus dedos recorriendo mi espalda

como dagas lanzadas en medio de la nada

como tu mirada fingida
tan fría y distante

solo sombras que abordan mi presente

ponzoña letal a mi espíritu

¡Largo de aquí! ¡Eres escoria! ¡Eres nada!

grito en silencio que se consume cada segundo

uno, dos, tres… mil minutos

¿Quién eres?

Solo humo, sombras y nada; vacío en mi universo paralelo

abrí los ojos mientras mi cuerpo caía profundo

cadenas amarradas con tu nombre

¡Largo de aquí! ¡Eres escoria! ¡Eres nada!

sombras y humo – lo repito como mantra sagrado –

un hilo de sangre vuelve

es tu recuerdo disfrazado

sonrío y desvío la mirada, debo volver a mi horizonte

volteo al pasado

eres tú, otra vez

lánguido, oscuro, falaz, cretino

miles de carcajadas al unísono

hielo perpetuo

hoguera que reaviva mi perdón

eras solo un alma en pena

sombras y humo 

solo eso…

sombras y humo


PD: no te preocupes, estoy bien. 

jueves, 18 de junio de 2015

Guitarras

Gracias a un tierno y curioso compañero de redacción pude descargar en mi pc el programa de música de moda, ese de logo verde con rayas negras que simulan una señal de Wi-fi. Como de costumbre era necesario fondo musical para enfrentar con teclas, paciencia y cordura la bendita coyuntura nacional. Te odio primer ministro, ahora lo sabes.

Busqué entre ese universo infinito de artistas a mi banda favorita, ¿saben cuál es? eso espero. Accioné el random – oh, genial – y las letras quisquillosas empezaron a fluir por mis dedos ya cansados de tanta información, desde la 6 am para ser más exacta. Un disco completo, mientras el titular con menciones a autoridades burócratas y detestables salía como pan caliente directo a la boca de altos mandos, listo para el filtro de corrección, quien sabe, al final mi estilo periodístico fácil ardía un poco. YOLO.

Oh, por Dios, esa sensación de querer bailar como desquiciada, dos pies saltando en medio de un famoso ‘pogo’, gritos sin cesar, perfectos riffs de guitarras de unas esculturales Fender Stratocaster 55’, 62’ o la Telecaster 63’, ni hablar de la Gretsch White Falcon sin dejar de lado a la delicada Taylor 314. Perdónenme, me emociona hablar de música.

Volviendo al tema, ¿en dónde estábamos?, ah cierto, odio el sistema. Pueda ser que adquirí la ideología de mi tío combinada con el carácter e ímpetu de mis padres, fuera de bromas, esta carrera llamada periodismo me trae tantas alegrías como desventuras; solo espero nunca rendirme y avanzar.

Siempre adelante, con mucha luz y confianza. Esa es la clave. Dejo el teclado y continúo mi maratón musical. Qué delicia de sonido, hazme el amor en este instante.


PD: ¿mi favorita? Strato 62’.

martes, 9 de junio de 2015

Mascotas


Gracias a este talento puedo vivir, reírme de las adversidades y seguir adelante, es cómico pero cierto: me siento casi completa. En este tiempo de soledad amatoria aprendí a discernir entre lo bueno y lo malo, las verdaderas amistades y las que te clavan un puñal, esos detalles del día a día que motivan y sobre todo, valorarse una misma. Lo admito, he tenido sendos problemas con mis parejas eventuales los últimos cuatro años, ninguno fue formal, ninguno tuvo los huevos de decirme ‘sé mi pareja’.

El único macho que siempre tuve al lado es un perro cocker de casi 15 años de edad, mi fiel compañero que en cualquier momento partirá al cielo pero intento darle el mejor estilo de vida y cuidados a pesar que ame destrozar mis papeles de escritorio, morder mis muñecas Barbie, hurgar entre mis carteras en busca de algún dulce y babear mis sacos o zapatillas. Te amo perro. Always.

Partiendo de este punto debo comentar que leo mucho – últimamente – sobre la espiritualidad, el cómo alcanzar la estabilidad emocional y psicológica desde una perspectiva angelical. Mi ángel tiene un nombre peculiar prefiero mantenerlo en reserva. Entre los diversos artículos hallé uno donde hablan de la somatización de las mascotas con sus amos, en mi caso sería entre hermana mayor y menor. Caigo en cuenta que las veces que anduve deprimida, intenté acabar con mi vida, lloraba sangre o quería volar por el cielo limeño siempre estuvo ese sujeto de orejas doradas mirando, observando cada paso que daba, el resultado: a la semana estaba enfermo.

Perdóname por haber sido tan egoísta, por no comprender que captabas mis demonios, luchabas cada madrugada con ellos y los espantabas. Son 15 años mi cretino, 15 años de duras batallas a mi lado. Gracias por nunca abandonarme, tu trabajo está terminado.  

Lo admito, tanto él como yo andamos en la fase epileptoide (crisis épica). Practicamos muchas técnicas de relajación casi a diario, muy recomendable.



  • -       Epileptoide: etapa donde el cuerpo se pone en simpaticotonía para drenar el edema cerebral que causó el conflicto emocional permitiendo así el restablecimiento físico para volver a la normalidad biológica.
  • -       ¿Qué es la simpaticotonía? Es el estrés de una persona cuando posee un conflicto emocional activo.




Para mayores detalles les dejo el link de referencia: http://soyespiritual.com/sanacion/mascotas-somatizan-duenos.html



Besos desde la luna, 
Ali